Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

T. 628.724.737

contacto@palaciodelosserrano.es

SOTILLO DE LA RIBERA

Un pueblo dinámico de la Ribera del Duero.

En este municipio situado a 17 km de Aranda de Duero, y a una hora y media de Madrid, existen, además, siete bodegas de reconocido prestigio, una fábrica de morcillas y un obrador que elabora exquisitas pastas caseras.

Ubicado en el pleno corazón de la zona vinícola, Sotillo de la Ribera es un pueblo tranquilo y acogedor donde se puede pasear entre sus números viñedos o por sus montes de encinas y pinos. Ya que, por su arraigada cultura del vino desde siempre, Sotillo cuenta con prestigiosas bodegas subterráneas de más de 200 años, las cuales tienen fama de ser de las mejores de toda la " Ribera del Duero".

Las bodegas, abiertas en el monte de San Jorge, se ordenan en tres niveles alrededor de un cerro cónico, contabilizándose entre todas ellas más de 30. Aunque hay alguna que se pueda fechar a comienzos del siglo XVII, la inmensa mayoría pertenece al último siglo XVIII. Cuentan todas ellas con solemne entrada de sillería, a veces coronadas por frontón, largas galerías excavadas a mano en la tierra, muchas con bellas bóvedas de piedra. A lo largo del túnel principal se van abriendo los distintos bodegones donde, años atrás, reposaba el vino en centenarias barricas de roble. No deje de visitar su bodega tradicional subterránea donde se realizan catas comentadas y degustación de productos de la zona.

Qué visitar

La tranquilidad del lugar junto a la estratégica situación para un cómodo y fácil acceso a otras poblaciones con mayor afluencia de población e influencia turística, convierte a Sotillo de la Ribera en un lugar idóneo para disfrutar.

Centro de Interpretación del Vino

A 17 km. Aranda de Duero, tierra de vino y cordero. Esta tierra tiene historia y sabor, sus viñedos se remontan a la época romana y en la actualidad la cultura enológica le hace merecedor de una parada para degustar sus tintos Ribera del Duero.

Museo Provincial
del Vino

A 31 km. El espectacular castillo de Peñafiel, situado en lo alto de esta población, acoge en su interior una original propuesta museística dedicada a explorar y explicar todos los entresijos del interesante mundo del vino.

Ciudad Romana de Clunia

A 38 km. Celtíbera primero y después romana fue Clunia, y en ella quedan diversos restos arqueológicos, incluyendo mosaicos. A destacar su Centro de Intepretación, el foro y, sobre todo, el graderío del teatro.

Qué hacer

Tanto Sotillo de la Ribera como sus alrededores, se prestan fácilmente al disfrute de un sinfín de atractivos; una rica gastronomía, un interesante patrimonio histórico y un paisaje ribereño irrepetible. Todo ello en su conjunto, hace que, al visitar este pequeño lugar, el viajero sienta que una parte de él, se quedará para siempre aquí.